Este verano texturas naturales por Dalia Textil Hosteleria

Este verano texturas naturales por Dalia Textil Hosteleria. Llega el verano, muy bien acompañado por altas temperaturas y muchas más horas de sol. Una estación en la que nuestro hogar se vuelve más luminoso y brillante, pero también mucho más caluroso. Es el momento de suavizar los tejidos para darles un toque fresco y más ligero a golpe de inspiración handmade.

Las texturas naturales tienen un alto potencial cuando son utilizadas en nuestra decoración de forma eficiente. Pueden reducir considerablemente la sensación de pesadez en los días más largos, hacer más desenfadada y mezclarse de forma sencilla creando preciosos juegos de colores y tejidos. ¿Sabes por dónde empezar? Está claro, el lino y el algodón son tus aliados.

El lino protegerá tus horas de sueño

El lino es un tejido fresco y muy ligero, por lo que resulta idóneo para vestir nuestras camas en la temporada estival. Además de permitir la mejor transpiración del cuerpo durante la noche, el lino es fácil de lavar y se refresca rápidamente. Seamos sinceros, ¿quién no adora que las sábanas y almohadas estén frías cuando llega a la cama en el mes de agosto? Definitivamente, el lino será la respuesta.

Podemos observar lo bien que funciona en el dormitorio. Sus tonalidades neutras y pastel crean una sensación de bienestar y relajación perfecta para esta estancia, además de atrapar la luz y amplificarla. Funciona muy bien con cualquier mobiliario, especialmente con piedra vista, cemento o madera porque completan su aspecto orgánico.

El algodón no engaña

Si el lino te resulta demasiado orgánico a la vista, pásate a la ropa de cama 100% algodón. Es la más pura que existe, hipoalergénica, natural y totalmente eco. Además, cuenta con una suavidad mucho mayor que la del lino y mantiene ese efecto handmade que tanto triunfa esta temporada entre las tendencias decorativas más despuntantes.

Al tratarse de un tejido más elegante, el algodón encaja en cualquier tipo de decoración de forma más sofisticada. Es una textura de lo más versátil, perfecta para los que buscan añadir un toque orgánico a su hogar sin caer en la tendencia boho y mantener su decoración más clásica.